Vehículos Verdes


El continuo deterioro del medio ambiente impulsa a las automotrices a investigar y desarrollar energías alternativas para impulsar a sus vehículos.

Por Agustín Ferro.

El mercado de los autos eléctricos aún es reducido. Sólo medio millón de unidades vendidas hasta 2014 demuestra que estos vehículos aún no logran una aceptación masiva entre los usuarios particulares. Pero sus avances técnicos nutren y promueven el desarrollo de los vehículos híbridos (motores eléctricos y de combustión combinados), que tienen mayor inserción en el público. Con modelos súper exitosos como el Toyota Prius, sus ventas globales superan las 10 millones de unidades.

                               Imagen: Alan Trotter

Los motores eléctricos no consumen combustible y no emiten gases. Requieren un mínimo mantenimiento y suprimen el uso de filtros, lubricantes, refrigerantes y demás fluidos y elementos contaminantes. Además, este tipo propulsión cuenta con sistemas de recuperación de energía que actúan cuando se suelta el acelerador, utilizando la inercia y la fuerza residual de frenado para recargar las baterías.

En el caso de la propulsión híbrida, uno de los sistemas más difundidos, hace que la fuerza del motor de combustión se use, no para mover el auto, sino para cargar las baterías del motor eléctrico que finalmente impulsará al vehículo. 

En Latinoamérica, ni los híbridos ni los eléctricos tuvieron el éxito esperado. Su costo elevado para el promedio de las unidades que se venden en la región y la falta de una infraestructura de estaciones de recarga (la autonomía de estos vehículos es sensiblemente menor que la de los autos de combustión) atentan contra el uso extendido de este tipo de motores.

                                Imagen: Rudisillart

Sin embargo, existen proyectos como el de la Organización uruguaya Autolibre, quienes ofrecen un kit de conversión para reciclar vehículos convencionales y transformarlos en híbridos o eléctricos. Según esta asociación, el usuario promedio de automotores de combustión no recorre más 80 Km. por día. Con su equipo eléctrico más completo, se logran 200 Km. de autonomía y 140 Km. por hora de velocidad máxima. Estos sistemas de conversión cuestan entre 2000 y 7000 dólares. La carga completa se realiza en la red doméstica en 6 horas y puede usarse un cargador especial que reduce este tiempo a la  mitad. También ofrecen sistemas para recarga en base a energía solar.

Al mismo tiempo, en esta región son cada vez más los usuarios de motos eléctricas. En Argentina, la marca más conocida es de origen chino y se estableció en 2009. Aumenta sus ventas cada año y ofrece vehículos con una autonomía que va de los 50 a los 80 Km., los que pueden enchufarse en la red hogareña y lograr una carga total en 6 a 8 horas (con una recarga rápida del 80 % en 4 hs.). Luego, otras marcas (nacionales y extranjeras) comenzaron a ofrecer vehículos eléctricos, con lo que se amplió la variedad de precios y modelos. Existen en el mercado motos, ciclomotores, cuadriciclos, carros para discapacitados y mini autos, entre otras opciones.

                                Imagen: Selena NBH

Por otro lado, pequeños vehículos se usan en estadios, parques, canchas de golf, supermercados, fábricas y exposiciones en todo el planeta. Y no hay que olvidar que la mayoría de los trenes y subterráneos del mundo funcionan con energía eléctrica. También comienza a utilizarse la propulsión híbrida y eléctrica en maquinaria agrícola y transporte marítimo.


En una próxima entrega le contaremos cómo estos sistemas de propulsión se usan en automovilismo deportivo; y las iniciativas institucionales y corporativas que incorporan este tipo de vehículos a sus flotas.

1 comentarios :

  1. Hay hoy en Argentina alguno de estos vehículos a la venta?

    ResponderEliminar

Galería

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer
Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil - Universidad de Buenos Aires. Con la tecnología de Blogger.